Cláusulas usuales de las hipotecas declaradas nulas

Son muchas las cláusulas  contenidas  en las  escrituras  de  constitución de un derecho  de  hipoteca, que comúnmente han venido siendo  aceptadas resignadamente por los  clientes  de  las entidades financieras, como condición necesaria  para la obtención de  financiación. Sin embargo, son numerosas las Sentencias de los tribunales que han  declarado la nulidad, por abusivas, de toda una serie de cláusulas hipotecarias. Entre otras, paso a señalar las más significativas:

  1. Cláusula de resolución anticipada del préstamo por incumplimiento de prestaciones accesorias. No basta con cualquier incumplimiento del contrato de hipoteca, ha de tratarse de un incumplimiento esencial, de una obligación principal.
  2. Cláusula de resolución anticipada del préstamo por imposibilidad de inscribir la garantía hipotecaria en el Registro por cualquier motivo. No cabe el vencimiento anticipado por motivos, por ejemplo, no imputables al deudor.
  3. Cláusula de vencimiento anticipado por embargo de bienes o disminución de la solvencia del prestatario. Un embargo o una disminución de la solvencia no implican, en absoluto, que no se pueda atender el pago de las  cuotas  hipotecarias, ni mucho menos justifica el vencimiento anticipado.
  4. Cláusula que condiciona la enajenación  de la finca hipotecada a la  previa autorización de la entidad financiera.
  5. Cláusula de vencimiento anticipado por el mero hecho de arrendar la finca hipotecada,  sin distinguir si se  trata de  arrendamiento de  vivienda o  de  local, ni tener en cuenta en el primer caso, el plazo de duración del contrato de alquiler.
  6. Sumisión a Juzgados y Tribunales específicos, para solventar cualquier cuestión relacionada con la escritura de hipoteca. Se puede fijar como  fuero para el procedimiento hipotecario el lugar de radicación de la finca, pero no para otras cuestiones que nada tengan que ver con dicho  procedimiento.
  7. Gastos. Son nulas por abusivas las cláusulas que establecen que serán de cuenta del deudor hipotecante todos los gastos e impuestos derivados de la escritura de hipoteca.
  8. Destino del bien hipotecado. No cabe exigir consentimiento del Banco para destinar a cualquier actividad la finca hipotecada o que se prohíba que dicha finca se destine a cualquier actividad, en sentido genérico.
  9. Redondeo del tipo de interés variable efectuado por el Banco.
  10. Cláusula de intereses moratorios. Se declaran nulas, por abusivas, las  cláusulas que establecen intereses moratorios, que son claramente desproporcionadas  por  superar en 4 o 5 veces el  interés legal del dinero. Ciertamente los intereses moratorios constituyen una penalización por el retraso en el pago,  pero dicha  penalización no debe comportar para el banco un enriquecimiento desproporcionado. Es de reseñar que cabe la  posibilidad de que los propios  jueces, de oficio, estimen la nulidad por abusivos de los intereses moratorios, de forma y manera que la hipoteca se quedaría sin cláusula de intereses moratorios,  puesto que no cabe la moderación de la misma, ya que de admitirse esta  posibilidad se estaría premiando al Banco, que es quien en realidad tiene la  obligación de no introducir cláusulas abusivas en los documentos redactados por él de forma unilateral.
About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s